Introducción

En 2001, la Asamblea General Resolución 56/138 pidió al Secretario General que hiciera un estudio en profundidad sobre la cuestión de la violencia contra los niños, siguiendo una recomendación de la Comisión de los Derechos del Niño. En 2003, el Secretario General nombró a Paulo Sergio Pinheiro como experto independiente para dirigir el estudio.

El Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños abordó la violencia contra los niños en cinco ámbitos: la familia, escuelas, instituciones de atención alternativa y los centros de detención, los lugares de trabajo de los niños y las comunidades. El Estudio hizo un llamamiento a la actuación urgente para prevenir y responder a toda forma de violencia, además de presentar un juego de recomendaciones para guiar el proceso de seguimiento. Para favorecer la difusión del estudio y asegurar un seguimiento efectivo de sus recomendaciones, el estudio pidió el nombramiento de un Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia contra los Niños (Representante Especial).

La Asamblea General tomó nota de las recomendaciones del Estudio y pidió el nombramiento al Secretario General de un Representante Especial sobre la violencia contra los niños que actuara en calidad de prominente defensor mundial e independiente para promover la prevención y la eliminación de toda forma de violencia contra los niños (Resolución 62/141).